Psicología, Motivación y Emoción

Loading...

viernes, 19 de noviembre de 2010

Motivación y Emoción

En psicología y filosofíamotivación son los estímulos que mueven a la persona a realizar determinadas acciones y persistir en ellas para su culminación. Este término está relacionado con voluntad e interés. Las distintas escuelas de psicología tienen diversas teorías sobre cómo se origina la motivación y su efecto en la conducta observable.
La motivación exige necesariamente que haya alguna necesidad de cualquier grado; ésta puede ser absoluta, relativa, de placer o de lujo. Siempre que se esté motivado a algo, se considera que ese algo es necesario o conveniente. La motivación es el lazo que une o lleva esa acción a satisfacer esa necesidad o conveniencia, o bien a dejar de hacerlo.
Perspectivas de la motivación.
* La perspectiva conductual: como lo indica su nombre, se relaciona con los planteamientos de la escuela behaviorista o conductista, más exactamente en la propuesta del condicionamiento operante. De acuerdo con esta perspectiva, las recompensas y los castigos son fundamentales en la manifestación de la motivación de los individuos, cosa que es bastante evidente en el ámbito educativo. Según esto, lo determinante para que se dé la motivación es la disponibilidad de incentivos; entendidos estos como estímulos o eventos positivos o negativos que pueden motivar la conducta de un sujeto.
* La perspectiva humanista: La perspectiva humanista, sobre la motivación, se desprende de los planteamientos de Maslow, en el sentido de que dicho proceso se relaciona con las necesidades humanas; según lo cual la necesidad es lo que mueve al sujeto hacia determinada conducta y que algunas necesidades son más imperiosas y por ende deben satisfacerse primero.
* La perspectiva cognoscitiva: según la cual son los pensamientos y los razonamientos lo que determinan la motivación. Para esta perspectiva, la importancia de los incentivos es secundaria a la elección que racionalmente realiza el sujeto. Para ilustrar la discusión basta con llamar la atención sobre la conducta moral. Una conducta que el sujeto considere impropia o inmoral, puede ser evadida y rechazada aun en presencia de un muy generoso estímulo. Cuántas personas han rechazado la posibilidad de ganar mucho dinero cuando ello significa poner en peligro la integridad de otras personas o los mismos principios morales.
* La perspectiva social: Según esta perspectiva la motivación encuentra su razón de ser en la necesidad de afiliación y relación con los demás. La evidencia es que en la mayoría de los casos las personas prefieren asistir a eventos en los que se encontrará rodeado de otras personas que quedarse en la casa descansando, sin más actividad que esa. Aun cuando las condiciones no lo permiten, el sujeto busca alternativas que lo mantengan conectado a los demás: usan el teléfono o la internet, ven la televisión o leen un libro.


Las emociones son fenómenos psicofisiológicos que representan modos de adaptación a ciertos estímulos ambientales o de uno mismo. Psicológicamente, las emociones alteran la atención, hacen subir de rango ciertas conductas en la jerarquía de respuestas del individuo y activan redes asociativas relevantes en la memoriaFisiológicamente, las emociones organizan rápidamente las respuestas de distintos sistemas biológicos, incluyendo expresiones facialesmúsculosvozactividad del SNA y sistema endocrino, a fin de establecer un medio interno óptimo para el comportamiento más efectivo. Conductualmente, las emociones sirven para establecer nuestra posición con respecto a nuestro entorno, impulsándonos hacia ciertas personas, objetos, acciones, ideas y alejándonos de otras. Las emociones actúan también como depósito de influencias innatas y aprendidas, poseyendo ciertas características invariables y otras que muestran cierta variación entre individuos, grupos y culturas. 



Son muchas las emociones que pueden experimentar los seres humanos. Algunas han sido llamadas:
* Emociones Primarias: como son el miedo, la ira, la alegría, la tristeza, el disgusto y la sorpresa, emociones que van acompañadas de patrones de conducta tales como respuestas faciales, motoras, vocales, endocrinas y autonómicas hasta cierto punto estereotipadas, y que son reconocibles por encima de diferencias culturales y raciales en los seres humanos.
* Emociones Secundarias: Se distinguen también otras muchas emociones, como la envidia, la vergüenza, la culpa, la calma, la depresión y muchas otras más, con un componente cognitivo más alto y que van además siempre asociadas a las relaciones interpersonales. Unas y otras constituyen, sin duda, parte esencial de la vida, a la que confieren sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada